Escritos
10 Millones de votos

10 Millones de votos

Hace unos años, concretamente el año 2004, mi padre escribía este artículo en el periódico local, ciertamente, la cosa sigue igual o peor, yo diría realmente que peor. Aquí os lo dejo para que lo leáis.

Nada agradaría más a cualquier español sensato que nuestro Gobierno actual actuara con eficacia, para el bien de España. Podemos disentir en algunos objetivos del PSOE. Normal. Pero necesitamos, para el prestigio internacional de nuestro país y bienestar del pueblo que no sólo acierte en sus medidas de gobierno, sino que actúe con profesionalidad, según los intereses de todos, no sólo de unos pocos que le ayudan con sus escaños en el Congreso, para mantenerse en el poder. Todos los grupos de diputados tienen derecho a mantener sus promesas electorales, pero no a costa de la mayoría de la Oposición, o sea, no a costa del segundo partido de la Cámara, que representa a más de diez millones de ciudadanos. Esto parece sencillo de decir y entender, pero, por lo visto, no tan fácil de llevar a cabo. Rencores antiguos lo impiden y también los prejuicios de ambas ideologías. No creo que los españoles votasen esta realidad, sino la cohabitación en consenso, para que ninguno hiciese el total de sus programas y cada uno cediese su parte, evitando así una mayoría absoluta que nunca ha resultado provechosa para el conjunto del país. Y eh aquí que nos vemos todos impelidos por las novedades de unas pequeñas minorías nacionalistas, que no contentan ni a unos ni a otros, sólo a unos pocos. No hacemos bien las cuentas. Hay un partido que tiene la mayoría, el PSOE, y otro al que le respaldan diez millones de votos, o sea el 40% de los españoles aproximadamente. ¿ Cómo se puede gobernar siempre en contra de esa gran cantidad de ciudadanos?  ¿Con quiénes se debería lograr el consenso? ¿Con quiénes desarrollar el tan llevado y traído talante? Con la cesión de  intereses de unos y de otros, con la colaboración seria de los dos se evitarían los espectáculos ridículos que estamos viendo, se podría actuar sobre lo que realmente interesa a la mayoría del pueblo y parecería que estamos en una nación verdaderamente civilizada y gobernada, no por niños, sino por adultos, cuyos partidos  en conjunto usaran su acción política para el beneficio general.

Se criticaba, y con razón, la actitud prepotente del anterior Gobierno, su acritud y crispación, pero ahora no veo que la cosa se diferencie mucho, a no ser por el cambio de los protagonistas y por los temas nuevos, que generalmente interesan poco al ciudadano de a pie. Merecen un respeto tales diez millones de votos. El Gobierno de España es para todos los españoles. La democracia no consiste en hacer lo que yo quiera cuando llegue al poder, porque entonces o logramos mayoría absoluta o nunca podremos llevar a cabo nuestros planes sin ceder o con cada alternancia cambiamos todo, aún lo bien hecho y estamos ya ante el lío. La democracia debe consistir, creo, en la concertación de unas estructuras comunes, en la aprobación general de caminos similares o iguales para asuntos de Estado, particularmente en lo referente a la Justicia, Enseñanza, Seguridad, Salud y Relaciones internacionales. De lo contario la democracia consistirá en cambios por cambios, sin consistencia y continuidad.  Por eso creo que sobran políticos y faltan hombres de Estado, sobran intereses particulares y faltan los generales. Lo primero es consecuencia de la falta de profesionalidad. Lo segundo de un estado de cosas maduro y demócrata. Me niego a vivir en un país, en el que, cada cuatro años todo puede cambiar, incluso la estabilidad.

Juan Carlos de Fuertes y Carreras  (05/12/2004 )

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X

0

0

A %d blogueros les gusta esto: